Artículos


Este verano llegó con su calor habitual pero también con el empeño de un grupo de trabajadores que acometieron numerosas acciones constructivas en la cocina, apartamentos, el edificio de visitantes y la de mayor inversión: la reparación capital por parte de una brigada constructiva del dormitorio de estudiantes de solteros, que está siendo financiada por “Asistencia Presbiteriana para Desastres (PDA)” de los EE.UU.